Yoga para niños

yoga-para-ninos
Mientras pienso como hacer para poder impartir clases de yoga para niños, os comparto algunos puntos que creo que son importantes para dar una clase de Yoga para niños:

1) La habitación. Si se puede practicar con los niños en una sala amplia y limpia de objetos, mucho mejor. Si quieres hacer yoga para niños, en el jardín o en el parque de tu ciudad (aunque suene muy bonito) , habrá personas y máquinas y el yoga puede ser interrumpido por los ruidos extraños.

2) Momento.  Es mejor para hacerlo por la mañana, lo creo así por algunas razones:

# 1: clases por la mañana, se pueden convertir fácilmente en un hábito, y no habrá problemas con otras actividades como hacer deporte, baile, …
# 2: La mente está más tranquila por la mañana.
# 3: Los niños pueden después del yoga podrán programar todo el día, así que les estás enseñando a planificar cada día que harán.

3) Los alimentos. Hay una regla de oro para todos: no beber.

4) Cuidado personal. Haz que los niños se den una ducha antes de hacer yoga y media hora después de la clase. Nada de cosas que puedan molestar como anillos, aretes, relojes, pulseras, cadenas, teléfono, reproductor, etc.

5) Enfermedades. Si hay síntomas, mareos, tos, dolor en la espalda … enviar a los niños a casa. Tu no eres médico, así que mejor que vaya a un médico.

6) Posturas difíciles. Los niños tienen una gran ventaja y una desventaja. Ventaja: no tienen miedo de nada. Desventaja: son impacientes.

Así que hay que tomarse su tiempo y enseñarles con mimo. No tienen sentido presionar para enseñar, es el principio fundamental del yoga y por supuesto en el yoga para niños. No mutilar su cuerpo. Tomarlo trabajar con el para que poco a poco vaya tomando confianza y pueda realizar posturas más dificles. Los niños pueden llevarlo, pero es difícil.

7) La edad. la edad óptima para los niños de 7-12 años. 14 años de edad, se puede disfrutar de una clase de principiantes de yoga.

8) Posturas. Para enseñar posturas de yoga para niños y mantener su atención, empezar por posturas históricas interesantes. No les interesa saber qué músculos que están trabajando. No es necesario incluir en cada clase 30 posturas. De 5 a 8 posturas para empezar sería suficiente.

9) Atmósfera. Por supuesto, la atmósfera de la habitación debe ser cómoda y agradable. Como maestro debes estar abierto, responder todas las preguntas, prestar toda la atención, inspirar y animar cuando sea necesario.

10) Número de clases. Un día a la semana, preferiblemente dos.Preparar un programa de clase y un plan de trabajo para improvisar.

Intenta pensar en una clase como un juego, y al final de la sesión que los propios niños describan por sí mismos el si la clase ha sido positiva o negativa, que le den puntuación. Estos son mis consejos para practicar yoga con niños.

info

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *