Y ahora, el cólera.

Cuando las cosas no pueden ir peor (que la mayoría de la población de Haiti siga habitando tiendas hechas con palos y plásticos en campos de refugiados sin agua, sin un sitio donde poder ir al baño con privacidad ni limpieza,sini seguridad, especialmente para las mujeres, 10 MESES después del terremoto, es definitivamente la peor de las situaciones imaginables), entonces aparece una epidemia. Que no haya aparecido antes debe haber sido un milagro, dadas las condiciones imposibles de Haití. Al menos servirá para que vuelva a aparecer en los periódicos, y en nuestra memoria.

Si estais interesados acerca de lo que está pasando en Haiti, os recomiendo encarecidamente que consulteis la web de Partners in health , la ONG fundada por mi admirado Paul Farmer. Allí vais a encontrar información detallada y desde el terreno sobre lo que está pasando y maneras de ayudar si piensas que dar algo de tu dinero a una ONG puede ser una contribución útil. Si no crees en ello, al menos no te olvides de Haiti.

deyoga

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *