Paschimotanasana – La pinza

Esta es una asana que te permite alargar toda la parte posterior del cuerpo desde los talones hasta la nuca.boat_rowing1.jpg

Siéntate en el suelo con las piernas extendidas y juntas, los dedos de los pies mirando hacia la cara.
La espalda recta y alargada verticalmente.

Inspirando extiende los brazos verticalmente elevándolos hacia el techo.

Con la exhalación comienza a alargar desde los brazos toda la espalda hacia delante, llevando el abdomen hacia los muslos hasta donde llegues, sin curvar tu espalda.

Cuando no puedas descender más manteniendo la espalda extendida, baja tus manos hacia las piernas y sujétate donde llegues con firmeza.

Mantén en todo momento los hombros hacia abajo, no permitas que se acerquen a tus orejas.

Lo importante es que en todo momento mantengas tu espalda alargada, y que la flexión la realices desde tus caderas.

deyoga

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *