Ashtanga yoga la nueva temporada

Ayer empezó la nueva temporada en la clase de Ashtanga, y fue estupendo, ya que desde julio no daba una clase de este estilo y muchos de ellos no habían practicado nada durante el verano. Así que el reencuentro mutuo fue muy gratificante.
Empezamos despacio, manteniendo las asanas solo durante 3 respiraciones, para ir acostumbrando de nuevo a la musculatura, y también a la mente.

Pero la atención que ellos mantuvieron durante toda la clase fue excelente.

Estaban absolutamente concentrados, y a pesar de que no todos tienen el mismo nivel de práctica, hicieron una clase muy homogénea.

Yo la verdad es que me sentí muy cómoda, y ya se me había olvidado lo poderoso que resulta la práctica en grupo, no solo a nivel energético, sino también a nivel físico, porque durante la práctica se suda muchísimo, y cuando finaliza la clase, te das cuenta que los cristales de la sala acaban empapados, del calor que se produjo.

En todo momento les propuse que el que estuviese cansado, sencillamente se detuviera durante una asana, descansase y retomara la práctica en la siguiente asana. Pero la mayoría siguió el ritmo de la clase.

Después del relax, les pregunté que tal les había sentado, y como estaban, y aquí estuvo lo más simpático.

Las chicas dijeron que se encontraban muy bien, pero uno de los chicos dijo que estaba agotado, y cuando este terminó de decirlo, el otro que estaba también dijo que estaba cansadísimo.

Sus respuestas me gustaron porque habían sido sinceras, habían hecho una práctica intensa y después de no haber practicado durante 2 meses, lo lógico y normal es que acabasen bastante extenuados, así que se produjeron las risas lógicas y les dije que practicando sólo 2 veces a la semana era normal que acabasen así.

Por lo que les comenté que sería bueno que practicaran todos los días aunque fuese menos tiempo en su casa, porque esto les facilitaría la práctica y les ayudaría a fortalecer el cuerpo mucho más rápido.

Así fue como nos despedimos, y como te digo la sensación fue estupenda y gratificante.

deyoga

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *